Centro Residencial de Mayores
Centro Residencial de Mayores
Centro Residencial de Mayores
Centro Residencial de Mayores

Centro Residencial de Mayores

De todos es sabido que el rol social del colectivo de la tercera edad se ha invertido en los últimos 50 años, y probablemente haya sido mas por los cambios en su entorno que en su modo de vida. un colectivo que ha pasado de ser la figura más respetada de la estructura familiar a estar fuera de ella.

El objetivo de la propuesta, más que descubrir sus modos de vida y sus hábitos, está en conocer las condiciones de su entorno y actuar sobre ellas para transformarlas, intentar mejorar su forma de vida mejorando las condiciones de su entorno.

Detrás de los datos se descubren estas condiciones, en él aparecen conceptos como soledad e inactivadad, entre otros. Por ello el edificio ha de comportarse como un artefacto generador de actividad capaz de generar situaciones relacionales.

El interés por los sistemas híbridos parten en mayor o menor medida por el rechazo de conceptos como zonning y tipología, o el camino de la certeza, por la rigidez de sus estructuras y por la lentitud de sus procesos de adaptabilidad, esto contrasta con la fascinación que despiertan los centros urbanos de las ciudades occidentales, espacios urbanos híbridos, que a pesar de esta rigidez de la estructura física permite mutaciones creando un sistema de adaptabilidad que responde a las necesidades en tiempo real.

Reescalar estos procesos para ser absorbidos por el proyecto, creando unas nuevas condiciones de entorno ha sido uno de los objetivos prioritarios.
por ello el programa del centro residencial de mayores se implementa con programas atractores de actividad humana, creando espacios relacionales lo suficientemente versátiles para mutar si no se dan las condiciones de adaptabilidad.

Con estos injertos programáticos se pretende apaliar la precariedad de un programa que resuelve las necesidades físicas y vitales pero no el bienestar psicológico que se deteriora proporcionalmente al aumento del tiempo de ocio.

Los programas atractores aparecen incluidos en esta estructura dinámica que se genera a partir de los diferentes sistemas de relación que se producen en el edificio.

Nuevos mundos

El primer nivel de relación surge de la implantación urbana de su adaptabilidad al medio y su capacidad de mejorar las condiciones del entorno, convirtiéndose en un atractor de material humano, en este punto surge una relación entre lo próximo y lo lejano, las historias se entremezclan y enriquecen, desaparece la soledad.

El segundo nivel de relación que surge es la relación visual que se establece entre los residentes y las actividades que se generan en el edificio, aparece el proceso contemplativo, esta relación es la motivación para realizar los recorridos perimetrales.

El tercer nivel relacional (próximo-cotidiano) es el que se establece entre los residentes del centro residencial de mayores y con los trabajadores.

La hibridación de estos tres niveles de relación, injertados con los atractores de actividad conforman el sistema dinámico de la propuesta.

La organización de los programas en el sistema debe entenderse mas que como una estratificación , como un sistema de interconexión (plug and play), donde los espacios intersectos albergan las circulaciones verticales y equipamientos técnicos y de programa.

Esta organización dinámica de consecución de espacios programáticos y núcleos de servicio ofrece la capacidad de extenderse ilimitadamente, tanto horizontal como verticalmente, siendo las necesidades de programa su única limitación, este planteamiento debe alejarse de los sistemas de producción privados.

Además de los núcleos de comunicación vertical aparecen recorridos perimetrales que permiten a los residentes capturar visualmente las diversas actividades, participar de ellas o solo contemplarlas.

Los recursos técnicos han particularizado sus esfuerzos en dotar al sistema de una imagen en consonancia con las inquietudes proyectuales, permeable, traslúcido o transparente caracterizando el espacio interior, capaz de mostrar la actividad humana a través de ese intersticio que no es interior, que no es exterior, homogénea,… inestable y cambiante,…. dinámica; …un artefacto funcional en un orden disfuncional.

El lugar se entiende como una superposición de capas de información que se actualizan en su tiempo, por lo que la plusvalía se consigue añadiendo datos, añadiendo información, no heredando planteamientos. Se busca una nueva identidad, con un nuevo patrón.

El volúmen viene determinado por las necesidades sociales no por las exigencias de un plan cuyas generalidades y tiempos de reacción no se adecuan a las necesidades.

Se pretende planear desde la particularidad, para personas, no desde la configuración global de la ciudad y los círculos de consumo, por ello hay que crear nuevos patrones de actuación.

Arquitectos

Valdepeñas Gavira Arquitectos
Carol Ruiz-Valdepeñas Guerrero y Daren Gavira Persad

Promotor

Particular

Tipología

Vivienda

Superficie

2.000 m2

Escala

M

Situación

Madrid

Proyecto

Consultoría / Investigación